En Guardería Angelitos disponemos de servicio de comedor para nuestros alumnos. Para su mejor cuidado, y tranquilidad de los papás y mamás, la preparación de los alimentos se realiza a través de una empresa externa de catering.

Esto nos permite garantizar en todo momento el cumplimento de todas las normas de aplicación en materia de elaboración y manipulación de alimentos requeridos por el departamento de sanidad de la DGA.

La única comida “casera” es la que se cocina en casa. Indudablemente papás, mamás, abuelos y abuelas de nuestros alumnos, hacen un gran trabajo proporcionando una correcta alimentación con el máximo cuidado y cariño en el hogar.

Pero fuera de casa, y mucho más aún en un centro de educación infantil, debemos garantizar la seguridad de nuestros alumnos, a la vez que proporcionamos el marco para que los niños y niñas aprendan a comer y alimentarse, adquiriendo hábitos adecuados para una alimentación correcta y saludable en su vida adulta.

Para encargarse de la cocina es necesario contar con el personal titulado necesario y unas condiciones higiénico-sanitarias muy concretas, por lo que no está permitido que “los profes” cocinemos, ni que usemos nuestra “ropa de profes” para cocinar. ¡Nunca lo haremos! Y jamás antepondremos rentabilidad al cuidado de nuestros alumnos, es nuestro compromiso.

Porque el mejor lugar para que nuestros pequeños alumnos coman igual de rico y con la misma seguridad que en casa, y además aprendan a comer de forma saludable es ¡en Guardería Angelitos!

Lo que nos distingue

Aquí tenéis algunos de los muchos apartados que cumplimos para garantizar el servicio y seguridad de nuestros alumnos:

    • Se prohíbe la a tenencia, transporte, distribución, venta, suministro y servicio de alimentos o comidas preparadas elaboradas en domicilios particulares o en establecimientos que no tengan la autorización sanitaria correspondiente. (Artículo 32.1 Decreto 131/2006)
    • Los responsables de la supervisión de los menús serán expertos profesionales acreditados en las áreas de nutrición y dietética. (Ley 17/2011, de 5 de julio)
    • La comida está elaborada por un cocinero certificado. Todas las personas que intervienen en la manipulación, elaboración y distribución de los alimentos cuentan con la formación y carnets correspondientes. (Capítulo III Decreto 131/2006)
    • Los manipuladores deberán utilizar ropa especial de trabajo, exclusiva y limpia para la manipulación de alimentos, que evite cualquier posible contaminación de los mismos. (Artículo 26 Decreto 131/2006)
    • Las instalaciones donde se elabora la comida están especialmente preparadas, homologadas y periódicamente revisadas para el cumplimiento de la normativa de aplicación (Capítulo I Decreto 131/2006)
    • Las materias primas y productos alimenticios proceden de establecimientos autorizados (Artículo 23 Decreto 131/2006)
    • Con el fin de evitar la contaminación cruzada, no se utilizarán las mismas superficies ni utensilios para manipular alimentos crudos y alimentos cocinados, sin una desinfección previa.
      (Artículo 18.3 Decreto 131/2006)
    • La temperatura ambiente en las zonas de manipulación no podrá sobrepasar los 25ºC (Artículo 18.3 Decreto 131/2006)
    • Los alimentos han sido cocinados y distribuidos a una temperatura superior a los 65º para garantizar la eliminación de posibles gérmenes y patógenos. (Artículo 19 Decreto 131/2006)
    • Se garantiza el cumplimiento de la cadena de frio.Se dispondrá de un equipo que permita una congelación rápida a las temperaturas establecidas, siendo el tránsito de 0ºC a -10ºC en el menor tiempo posible. Los artículos congelados estarán debidamente etiquetados con, al menos, la fecha de congelación. La descongelación se realizará a temperaturas de refrigeración y garantizando una evacuación higiénica del líquido de fusión. (Artículo 21 Decreto 131/2006)
    • Los vegetales para consumo en crudo se desinfectarán durante 5 minutos, en soluciones de hipoclorito sódico en agua apta para el consumo (70 p.p.m.), y después se lavarán en agua corriente apta para el consumo (Artículo 24 Decreto 131/2006)
    • Se guardan muestras de testigo congeladas de los alimentos durante al menos una semana, con el fin de facilitar el estudio de posibles brotes por parte de la autoridad competente (Artículo 30 Decreto 131/2006)

    Más información

    Para mayor información podéis consultar las siguientes leyes y normativas de aplicación en la materia.

      Decreto 81/2005, de 12 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Reglamento de los Manipuladores de Alimentos en la Comunidad Autónoma de Aragón y su Orden de desarrollo
    • GUIA DE COMEDORES ESCOLARES COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ARAGÓN
    • Ley 17/2011, de 5 de julio, de seguridad alimentaria y nutrición
    • Decreto 131/2006, de 23 de mayo, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Reglamento sobre condiciones sanitarias en los establecimientos y actividades de comidas preparadas
    • Orden de 12 de junio de 2000, del Departamento de Educación y Ciencia, por la que se dictan instrucciones para la organización y funcionamiento del servicio de comedor escolar en los Centros Docentes Públicos
    • Resolución de 4 de septiembre de 2000, de la Dirección General de Renovación Pedagógica, sobre el personal de cuidado y atención al alumnado en el servicio de comedor escolar
    • Real Decreto 3484/2000, de 29 de diciembre, por el que se establecen las normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas
      Real Decreto 1712/1991, de 29 de noviembre sobre Registro General Sanitario de Alimentos.
    • R. D. 202/2000, de 11 de febrero, por el que se regulan las normas relativas a los manipuladores de alimentos y cumplir lo establecido en el Decreto 81/2005
      Decreto 81/2005, de 12 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Reglamento de los Manipuladores de Alimentos en la Comunidad Autónoma de Aragón y su Orden de desarrollo